Alteraciones de la lectoescritura y aprendizaje

Las alteraciones o trastornos de la lectoescritura y del aprendizaje infantil son unas de las causas y motivos mas comunes de un abordaje logopédico. Cada vez son más los niños derivados por los colegios con problemas en la lectura, escritura e incluso comprensión. Estos niños casi siempre son percibidos por ser malos estudiantes y suelen desembocar en un fracaso escolar. Por tanto detectar sus síntomas y hacer una buena evaluación es algo necesario para que esto no ocurra. Su rendimiento en lugar de verse afectado será abordado con técnicas y ayudas para paliar o mejorar las dificultades presentes.

Nunca hay que etiquetar a un niño solo porque se le de mal una tarea, asignatura, sea un mal lector, no comprenda el enunciado del ejercicio etc.. si no ver que hay detrás de todo ello y profundizar en que puede estar pasando.

La causa mas común suelen ser las alteraciones de la lectoescritura, las cuales pueden estar asociadas a otras patologías como; disortografía, disgrafia, discalculia entre otras. Sin embargo una alteración en esta área no tiene porque ser por necesidad el termino más utilizado “dislexia”. Ya que como se ha mencionado antes, es muy común “poner la etiqueta de dislexico” a un niño, aun sin saber si finalmente con el tratamiento adecuado sus alteraciones y deficiencias se puede deber a ese trastorno neurológico o simplemente a un retraso madurativo de la lectoescritura.

Aspectos generales de los Trastornos y Dificultades de Aprendizaje más comunes

Dislexia

Trastorno del desarrollo que se caracteriza por la dificultad en el aprendizaje y consolidación de la lectura y la escritura. Se caracteriza por la presencia de déficit en una o varias áreas del desarrollo. No se aprecia ninguna causa que a explique esta dificultad y sus manifestaciones pueden ser visibles en la edad adulta.

Las personas con dislexia presentan dificultades en la descodificación (cada fonema se asigna a una representación gráfica, una letra); dificultad para aplicar las normas gramaticales, dificultad para recordar y automatizar las formas y reglas ortográficas de las palabras.

Discalculia

Trastorno en la adquisición de las habilidades matemáticas. El término discalculia hace referencia a una amplia gama de dificultades para el procesamiento numérico y cálculo. Actualmente, hay un 1% de niños que muestran este tipo de trastorno.

Las personas con discalculia son personas inteligentes que presentan muchos problemas con los números. El significado numérico es esencial para una buena adaptación al medio (es una cualidad ancestral más básica que el lenguaje).

Disgrafía

Es un trastorno que se relaciona con las dificultades de la expresión escrita. Hay dos tipos de disgrafía: la disgrafía motriz, el niño comprende la relación, la pronuncia y la representación gráfica de los sonidos, pero tiene dificultades en la escritura como consecuencia de una motricidad deficiente; la disgrafía específica, el niño tiene dificultades para reproducir letras y palabras debido a una mala percepción de las formas, desorientación espacial y temporal, ritmo…

Los síntomas más habituales son dificultades visuales espaciales, dificultades motoras finas, dificultades del procesamiento del lenguaje, dificultades para el deletreo y la escritura a mano, problemas de gramática y organización del lenguaje escrito.

Disortografía

Es un trastorno del lenguaje específico de la escritura. Los niños con disortografía tienen problemas para deletrear las palabras y cometen habitualmente errores como el intercambio y reemplazo de letras, escribir unidas varias palabras o separadas por sílabas y/o escribir las palabras tal y como las pronuncian.

Para hacer un primer diagnóstico podríamos hacer dictados, copiar un texto idéntico, elaborar redacciones libres, copiar un texto con diferentes letras (de estándar a cursiva). Este tipo de actividades se pueden hacer de forma reiterada, con el fin de detectar y analizar detenidamente los errores.