Trastornos por déficit de atención

El TDAH es un trastorno psiquiátrico que afecta en mayor medida a los niños (5%), aunque también se producen casos en adolescentes y adultos. Este trastorno de déficit de atención puede ir ligado a hiperactividad, con lo que el cuadro del paciente aún se agrava más.

El tipo de trastorno que presenta el TDAH comienza en la infancia y afecta de modo particular a los niños con una inquietud excesiva, dificultades de atención y de concentración, falta de control ante los impulsos..las funciones ejecutivas se ven muy afectadas en este caso. Estas alteraciones de comportamiento repercuten en las relaciones sociales, escolares, familiares etc. 

Hay que tener en cuenta que el niño “hiperactivo”, al no saber escuchar, ni esperar, al ser impulsivo e imprevisible, incomoda mucho a los profesores y compañeros de clase. En casa molesta a los padres, incluso al resto de niños ya que su comportamiento no le permite seguir las reglas de los juegos que siguen los demás. Así pues, se unen un conjunto de factores que provocan angustias, ansiedad, y que hacen que los niños con TDAH se depriman.

En el caso de las personas adultas con TDAH, éstas se vuelven inseguras porque en el pasado siempre han tenido dificultades y no han conseguido alcanzar ninguno de los objetivos que les han marcado. 

Por eso es tan importante acudir al logopeda infantil cuando en casa, o los mismo profesores, detectan que algo en la conducta del menor está fallando.

Afectación Escolar del Niño con TDAH 

El niño maleducado es aquel que hace gamberradas en clase a propósito, con pleno deseo de llevarlas a cabo y siendo consciente en todo momento de lo que hace. Por tanto, es libre de hacerlas o no, tiene control sobre su conducta. Sin embargo, el niño con TDAH se muestra alterado sin pretenderlo, no tiene capacidad de controlarse y llama la atención por una conducta que por sí solo no puede evitar. Por eso muchas veces el motivo de consulta es el fracaso escolar, sacar malas notas e incluso tener que repetir curso. Sucede frecuentemente que los niños con TDAH ya han repetido un curso antes de llegar a los 11 años, algo que no viene dado por falta de inteligencia, sino por su problema atencional. Las dificultades de atención y de concentración no permiten que su memoria funcione de forma correcta.

 

Tratamientos Para el TDAH 

En resumen, en este tipo de trastornos un tratamiento multidiciplinar donde el logopeda tiene su papel fundamental en la terapia, será imprescindible y recomendado. Además la coordinación con el/los profesionales implicados, colegio, padres es primordial.

Por tanto, mediante este trabajo, las técnicas adecuadas y estrategias, se trabajarán todos los aspectos alterados.